Compartir

Ruth González Silva dijo que, gracias a la innovadora visión del Mandatario Estatal, se recuperó este espacio abandonado por la herencia maldita, para convertirse en un centro de atención a personas que padecen diferentes tipos de trastornos, enfermedades y discapacidades a través de sesiones con un método terapéutico y complementario que utiliza al caballo.


Detalló que, uno de los principios terapéuticos es la transmisión de calor corporal del caballo que permite relajar la musculatura, además a través de sus movimientos rítmicos favorece el control postural, así como el equilibrio, otorgando favorables efectos cognitivos, sociales y emocionales, entre otros a las personas con discapacidad. 


Agregó, que este espacio, abandonado por la herencia maldita y que se encuentra en las instalaciones de la Feria Nacional Potosina (Fenapo), fue intervenido a través de la rehabilitación de caballerizas, luz eléctrica, áreas verdes, acondicionamiento de caballerizas, dotación de equipo de montura, bebederos, comederos, medicamentos y alimentos para caballo, equipo de Equinoterapia, suministro e instalación de luminarias, así como rampa para silla de ruedas y otras acciones complementarias.

Compartir

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here