Compartir

China es la mayor amenaza para la democracia y la libertad en el mundo desde la Segunda Guerra Mundial, dijo el principal funcionario de inteligencia de Estados Unidos.

«La inteligencia es clara: Pekín tiene la intención de dominar a Estados Unidos y al resto del planeta económica, militar y tecnológicamente», dijo el director de la Inteligencia Nacional, John Ratcliffe, en un artículo de opinión en el sitio web de The Wall Street Journal.

Ratcliffe, un excongresista republicano designado por Trump para el puesto más alto de espionaje de Estados Unidos la primavera boreal pasada, dijo que China representa «la mayor amenaza para Estados Unidos en la actualidad y la mayor amenaza para la democracia y la libertad en todo el mundo desde la Segunda Guerra Mundial».

Dijo también que había transferido recursos dentro del presupuesto federal anual de 85.000 millones de dólares asignado a la inteligencia para aumentar el enfoque hacia China.

Ratcliffe acusó al espionaje económico de China de «robar, replicar y reemplazar». Explicó que la estrategia intenta que las entidades chinas roben propiedad intelectual de las empresas estadounidenses, la copien y luego reemplazan a las empresas estadounidenses en el mercado global.

La portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores de China, Hua Chunying, dijo el miércoles que las acusaciones estadounidenses de robo de tecnología eran «ridículas».

Pekín ha pedido con frecuencia a los líderes estadunidenses que reduzcan su retórica sobre China, algo que que atribuye al temor por el creciente rol de Pekín en el mundo.

Compartir

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here