Compartir

WILMINGTON, Delaware — Joseph R. Biden Jr. se dirigió al país por primera vez como presidente electo y dio un mensaje de unidad e intentó calmar las extraordinarias divisiones que definieron los últimos cuatro años de la política estadounidense.

“Que esta nefasta era de satanización en Estados Unidos termine aquí y ahora”, dijo.

En el discurso, ante un público en coches en Wilmington, delineó una visión para enfrentar la pandemia del coronavirus que ha devastado al país y ofreció un mensaje frontal para decenas de millones de estadounidenses que apoyaron la reelección del presidente Donald Trump.

“Para todos los que votaron por el presidente Trump, comprendo la decepción de esta noche”, dijo Biden. “Yo también he perdido un par de veces. Pero ahora vamos a darnos una oportunidad. Es momento de hacer a un lado la retórica dura, de bajar la temperatura, de vernos otra vez, de volver a escucharnos unos a otros”.

Agregó: “Es hora de sanar heridas en Estados Unidos”.

La presentación de Biden sucedió casi exactamente 48 años después de que fue electo senador por Delaware. Habló en un escenario repleto de banderas en el exterior del Chase Center en el Riverfront, un centro de convenciones cerca del río Christina, en el que invocó los temas que definieron su campaña presidencial. Suplicó a republicanos y demócratas trabajar juntos e hizo un llamado a la unidad a un país profundamente dividido.

“Prometo ser un presidente que no busca dividir, sino unificar”, dijo al principio del discurso. “Uno que no ve estados rojos o estados azules y que solo ve a los Estados Unidos”.

La senadora Kamala Harris, la vicepresidenta electa, habló antes que Biden la noche del sábado y le dijo a los votantes que habían elegido “esperanza y unidad, decencia, ciencia y sí, la verdad”.

Invocó a su madre, Shyamala Gopalan y rindió homenaje a las mujeres “que a lo largo de la historia de nuestro país han labrado el camino para el momento de esta noche”.

“Aunque soy la primera mujer en este puesto, no seré la última”, dijo Harris. “Porque todas las niñas que están mirando esta noche ven que este es un país de posibilidades”.

Biden ya se había presentado fuera del Centro Chase una vez antes esta semana, temprano la mañana del miércoles cuando dijo en un breve comunicado que estaba “camino a ganar esta elección”. En los días siguientes, se limitó a hacer declaraciones públicas cortas mientras que él y su equipo esperaban que se definiera la contienda.

Antes de hablar, Biden se dirigió a su personal en una videollamada privada, donde les agradeció sus esfuerzos y enfatizó la importancia de involucrar a los estadounidenses que habían apoyado al presidente Trump.

“Los insto a que se acerquen a esa persona de al lado que tenía un cartel de Trump en el jardín o en la calle”, le dijo a su equipo. “Pónganse en contacto con ellos. Diles: ‘Esto no es personal, se trata de reunirnos y restaurar los valores fundamentales que hemos tenido durante generaciones y generaciones aquí, en Estados Unidos’”.

Biden también advirtió sobre los amplios desafíos que enfrenta el país y las abrumadoras responsabilidades que ahora emprenderá su equipo.

“El resto del país nos está viendo, el resto del mundo nos está viendo”, dijo. “Así que vamos a asegurarnos de que tanto el país esté moviéndose hacia la unión como hacia el mundo que está en confusión. El mensaje es: Estados Unidos ha vuelto”.

Compartir

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here