Compartir

Agentes de la Policía Investigadora capturaron a un hombre de 29 años de edad, por existir un mandamiento judicial en su contra como probable responsable del delito de violación específica en contra de una menor de edad, informó la Fiscalía General del Estado de San Luis Potosí (FGESLP).

Fue el día 26 de diciembre del 2017, cuando dicho sujeto ingresó a la vivienda de la víctima de identidad reservada, en la comunidad Estación Ventura, perteneciente a Soledad de Graciano Sánchez, aprovechándose del parentesco que tenía con el padre de esta.

La menor se encontraba con otra de sus hermanas y el sujeto presumiblemente abusó sexualmente de ella, amenazándola con hacerle daño también a su hermana y a su madre si contaba lo que había ocurrido, por lo que la víctima decidió callar.

Sin embargo, la madre de la menor notó un cambio en su comportamiento y al platicar con la niña, supo lo que el sobrino de su esposo le había hecho, acudiendo a denunciar lo sucedido y a pedir a las autoridades de la Fiscalía que se investigara y se sancionara al presunto agresor sexual.

Los agentes iniciaron las investigaciones y aportaron los datos de prueba sobre la presunta responsabilidad de Ángel “N”, con lo que se obtuvo la orden de aprehensión en su contra por el delito de violación específica.

Con la finalidad de dar cumplimiento a lo ordenado, los agentes de la Primera Coordinación de Aprehensiones de la Policía de Investigación, comenzaron la búsqueda del sujeto, a quien finalmente detuvieron en las calles Independencia y Vicente Guerrero, en el Centro de la ciudad capital.

Luego de identificarse plenamente como agentes policiales activos de FGESLP, le notificaron sobre la orden de aprehensión en su contra y tras darle lectura a sus derechos como detenido, fue puesto a disposición de la autoridad judicial que lo requiereg a tratamiento psicológico.

Los hechos ocurrieron el 8 de febrero de 2018, cuando José Antonio “N” llegó a su domicilio ubicado en el barrio Cuaquencla, en el municipio de Tancanhuitz, pero debido a que se encontraba en estado de ebriedad, entró a su cuarto donde se encontraba su esposa y la comenzó a insultar.

Primero le reclamó el hecho de que la mujer durmiera con su hija en lugar de estar con él, después la acusó de serle infiel hasta con su nieto, para finalmente amenazarla con correrla de su vivienda para llevar a una nueva amante.

Debido a que ese tipo de agresiones verbales se repetían cada vez que el sujeto se encontraba en estado de ebriedad y que la insultaba delante de sus hijos, la afectada decidió denunciarlo ante la Fiscalía, iniciando de esa forma las investigaciones y el proceso penal.

Compartir

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here