Compartir

A pesar de la creencia popular de que la primavera comenzó el 21 de marzo, en realidad, el equinoccio de primavera ingresó en México desde el pasado 19 de marzo, marcando oficialmente el inicio de esta estación en el país.

Este fenómeno astronómico, que ocurre dos veces al año, es de gran importancia para el calendario y la observación de los ciclos naturales.

Las flores de jacaranda, con su vibrante color morado, han comenzado a florecer en esta temporada y a adornar los jardines y parques de San Luis Potosí, como por ejemplo la Alameda Juan Sarabia.

Estos árboles, con sus hermosas y llamativas flores, llenan de alegría y colorido los paisajes urbanos, creando un espectáculo visual que deleita a propios y visitantes por igual. El contraste entre el intenso color púrpura de las flores y el verde de las hojas crea una atmósfera encantadora y primaveral, invitando a disfrutar de la belleza natural que ofrece la ciudad.

En el hemisferio norte, el equinoccio de primavera señala el comienzo de esta estación, así como el otoño, pues la palabra «equinoccio» tiene su origen en el antiguo griego, derivada de «equus» (igual) y «nox» (noche), ya que en esta fecha el día y la noche tienen una duración igual. Este fenómeno tiene lugar cuando el Sol se ubica directamente sobre el plano ecuatorial.

Según el Instituto Nacional de Astrofísica, Óptica y Electrónica, el equinoccio de primavera de 2024 comenzó el martes 19 de marzo a las 21:06 horas (tiempo del centro de México) y la primavera se extenderá desde el 20 de marzo hasta el 21 de junio de 2024, momento en el que dará paso al verano.

Este dato astronómico nos recuerda la importancia de estar en sintonía con los fenómenos naturales que rigen nuestro planeta y la relevancia de comprender los cambios estacionales que experimentamos a lo largo del año.

Compartir

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here