Compartir

En medio de la crisis hídrica que enfrenta, Nuevo León ha iniciado un combate en contra del huachicoleo del agua por lo que, este lunes, se reportó un operativo en un rancho de Linares que estaba desviando el cauce del río San Fernando.

El propio gobernador del estado, Samuel García, encabezó este operativo para recuperar el agua que están robando de la Presa Cerro Prieto, la cual dijo que prácticamente ya está agonizante al 2% de su capacidad.

El mandatario atendió la denuncia del rancho que se abastece del Río San Fernando que a su vez conecta con la Presa Cerro Prieto.

“Ayer por la tarde recibimos una denuncia de otro rancho, este está peor que el de ayer”, indicó el mandatario estatal a través de sus redes sociales.

El domingo se detectó en Los Ramones una represa que ilegalmente extraía agua de la Presa El Cuchillo para una granja de truchas la cual pertenece a un particular.

El jefe del Ejecutivo estatal dijo que en este nuevo caso ya se están realizando los trabajos para cerrar los embalses y que el agua que se estaban robando sea llevada a la zona metropolitana de Monterrey.

“Vamos a entrar, vamos a hacer trabajos para cerrar estas presas y que toda el agua se vaya a Cerro Prieto y que conecte al acueducto de Agua y Drenaje”, explicó.

Este lunes, el gobernador realizó un recorrido por el margen del río San Fernando para detectar más tomas clandestinas.

En el caso del rancho detectado en Linares quedó al resguardo de elementos de Fuerza Civil, así como de Agua y Drenaje y Conagua.

“Ya entró Agua y Drenaje, Conagua, fuerza pública, efectivamente están bloqueando el cauce y les quiero mostrar las pruebas de agua que debe estar en la Presa Cerro Prieto”, indicó.

Compartir

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here