Compartir

Durante los últimos seis años, el Gobierno del Estado, promovió una inversión total privada para los sectores agropecuario, turístico, comercial, manufacturero y minero, que ascendió a 192.8 mil millones de pesos, dos veces más que durante el sexenio anterior, por lo que San Luis Potosí se colocó como una de las diez economías de México con crecimiento anual del Producto Interno Bruto (PIB) real y uno de los estados con crecimiento más rápido del PIB.

Debido al esfuerzo coordinado entre inversionistas y autoridades estatales, la entidad potosina se colocó como una de las diez economías del país con incremento anual del PIB, de 1.2 por ciento, lo que fue superior al 0.2 por ciento nacional (Indicador Trimestral de Actividad Económica Estatal, ITAEE), así como a estar entre los siete estados cuyo PIB real, creció más rápido, a una tasa de 3.0 por ciento, muy superior al -2.1 por ciento del país, en el periodo de 2015 a 2020.

A lo largo de la administración de Juan Manuel Carreras López, la industria continuó siendo el sector más dinámico, y el Indicador Mensual de la Actividad Industrial, durante el último año de gobierno, registró, en promedio, un crecimiento de 0.9 por ciento, también por arriba del -2.1 por ciento nacional, cifra que lo colocó en el cuarto lugar nacional y primero en la región Bajío.

En el último año de la gestión estatal, la actividad manufacturera lideró la recuperación económica, debido a las exportaciones, como las de maquinaria y equipo (automóviles), alimentos, industria metálica básica, y del plástico y hule, que contribuyeron con el 87.4 por ciento del valor total del PIB manufacturero, y se convirtieron en los principales ejes de la mejoría económica por el valor de los productos exportados, como son partes y accesorios de equipos automotores, artículos de confitería, rieles, laminados, plásticos para el transporte o embalaje, entre otros.

En San Luis Potosí, la planta manufacturera mostró un mayor dinamismo que la nacional en lo que se refiere al valor de la producción de bienes y servicios, al registrar un promedio anual de crecimiento de 5.4 por ciento, con relación al 1.9 por ciento del país, entre 2015 y 2021, lo que significa 2.8 veces más que el nacional.

Durante los seis años de la administración de Carreras López, la atracción de la inversión total privada en la actividad manufacturera fue piedra angular para la estabilidad económica estatal, al llegar a 128.9 mil millones de pesos, 10.8 por ciento más de los acumulado en los dos sexenios anteriores.

El Gobierno del Estado concertó a lo largo de seis años, un total de 88 nuevas inversiones y 69 ampliaciones, de empresas originarias de Alemania, China, Ecuador, España, Estados Unidos de América, Francia, Italia y México, en los ramos relacionados con la industria automotriz, generación de energía solar y fotovoltaica, hidrocarburos, componentes y resistencias eléctricas, elementos de calefacción, logística, maquinado de piezas de aluminio, entre otras.

En la búsqueda de alternativas de negocio para municipios de las diferentes regiones geográficas del estado, la industria manufacturera benefició a la zona Centro con 93.4 mil millones de pesos (72.5%), Huasteca con 18.7 mil millones de pesos (14.5%), Altiplano con 14.3 mil millones de pesos (11.1%) y la zona Media con 2.5 mil millones de pesos (1.9%).

Compartir

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here