Compartir

La Dra. María Silvia Cruz Rodríguez, catedrática del pregrado de anestesiología de la Facultad de Medicina de la UASLP, y de los residentes del Hospital Central “Dr. Ignacio Morones Prieto”, lamentó que la pandemia haya convertido las despedidas de los seres queridos fallecidos en un momento difícil e incomparable.

Dijo que ahora los seres queridos que se llegan a contagiar por la Covid-19 están aislados en un servicio donde no pueden tener contacto con sus familiares y solo los médicos pueden informar a sus seres queridos de las noticias y malas noticias, en ocasiones por teléfono.

“Esto ha hecho que la despedida se lleve de manera diferente, los médicos y enfermeras que están en las unidades con pacientes Covid tienen a bien despedir a las familias ya sea por llamada, videollamada, por una carta que pudieran hacer llegar al paciente”.

Mencionó que se ha recomendado para esta despedida y acompañamiento a los dolientes una nueva manera de hacer rituales de manera virtual creando un grupo donde las familias, amigos y seres queridos apoyen a quienes sufren la pérdida dando el pésame, fotografías acompañando al doliente, palabras de aliento por chat.

Otra forma también puede ser que en casa de la persona que falleció dejar arreglos florales para que la familia se sienta acompañada, realizar un álbum fotográfico para recordar a ese ser que ya partió, “ahora se están haciendo osos o muñecos con una prenda del ser que falleció para que los acompañe en todo momento, con el nombre o frase de cariño”.

Finalmente, la Dra. Silvia Cruz Rodríguez sugirió que se debe tomar en cuenta que las despedidas ahora con la pandemia son un adiós sin ver el cuerpo del ser querido dejando quizá algunos círculos que no se completaron y esto a la familia le puede complicar un duelo. “El duelo tiene que ir al paso de cada individuo, en ocasiones se debe recurrir a apoyo profesional de la psicología o de un profesional en la tanatología”.

Compartir

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here