Compartir

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- La justicia federal confirmó que Grupo Elektra, del multimillonario Ricardo Salinas Pliego, realizó operaciones contables irregulares en la desaparición de Mexicana de Aviación, y que por ello deberá pagar al Servicio de Administración Tributaria (SAT) el crédito fiscal de 4 mil 916 millones 792 mil pesos que dicha dependencia le reclama desde hace cuatro años y medio.

Esta resolución de la Sala Superior del Tribunal Federal de Justicia Administrativa (TFJA) –aprobada hoy por unanimidad– se suma a otras tres determinaciones rendidas a finales del año pasado, a través de las cuales los jueces confirmaron tres créditos fiscales de Grupo Elektra, por un monto total de alrededor de 22 mil millones de pesos, derivados de infracciones a la Ley del Impuesto Sobre la Renta (ISR) realizadas en la última década y media.

En el caso analizado hoy, el magistrado Juan Manuel Jiménez Illescas negó a Grupo Elektra la nulidad del crédito fiscal que el SAT le determinó el 12 de mayo de 2016 por “omisiones en el pago del ISR, actualizaciones, recargos y multas correspondientes al ejercicio 2011”.

En su ponencia, el juez confirmó que la empresa de Salinas Pliego realizó una operación fiscal irregular en 2011, cuando reportó una pérdida de 9 mil 619 millones pesos en la venta de sus acciones de Mexicana de Aviación –que fue la aerolínea más importante de México hasta su quiebre, el 28 de agosto de 2010–, mediante un cálculo que el SAT declaró improcedente.

“En el caso que nos ocupa, la actora, en el momento de hacer el cálculo por la venta de las acciones, sumó al costo comprobado de adquisición diversas pérdidas fiscales generadas en los años de 1991 a 1995 y amortizadas entre 1996 y 2005, lo que generó una pérdida en la venta de acciones. Es decir: la actora inclinó la balanza a su favor”, resumió el magistrado Jiménez.

“Fue indebido que la actora adicionara tales pérdidas fiscales para efecto de calcular el costo promedio por acción en la venta de las acciones, lo que trae consecuencia que en realidad no incurriera en pérdidas, sino en utilidad, por lo que debió pagar el impuesto correspondiente”, recalcó, e insistió en que si Grupo Elektra tuvo tiempo para “corregir” la situación y decidió no hacerlo.

A finales del año pasado, la misma sala del TFJA asestó tres golpes consecutivos al consorcio de Salinas Pliego, pues le confirmó tres créditos fiscales por un monto total de más de 21 mil millones de pesos, derivados de diversas irregularidades contables reportadas en la última década y media.

El primero, por cerca de 2 mil 4 millones 774 mil pesos, fue producto de operaciones contables que realizó por Grupo Elektra entre 2007 y 2010 y relacionadas con la escisión de Mexicana de Aviación implementada por el magnate Gaston Azcárraga Andrade, quien llevó la empresa aeronáutica a la quiebra.

El segundo crédito fiscal, por 18 mil 455 millones de pesos, fue decretado a raíz de de diversas “infracciones” contables perpetradas entre 2008 y 2012, que consistieron en deducir del Impuesto Sobre la Renta (ISR) consolidado una serie de conceptos de pérdidas por enajenación de acciones multimillonarias observadas estos años, durante la desconsolidación del grupo.

El tercero, por mil 431 millones de pesos, fue confirmado el pasado 2 de diciembre; el TFJA determinó de nueva cuenta que los reclamos de Grupo Elektra contra la resolución del SAT eran “infundados” y confirmó la multa.

Hasta la fecha, el SAT estima que los dos principales conglomerados de Salinas Pliego –Grupo Elektra y TV Azteca– deben por lo menos 37 mil 889 millones de pesos por operaciones realizadas en la última década y media; aparte, durante los gobiernos de Felipe Calderón Hinojosa y Enrique Peña Nieto, seis empresas del multimillonario se beneficiaron con condonaciones por más de 6 mil 934 millones de pesos.

Información Proceso

Compartir

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here