Compartir

Una de las mejores versiones mexicanas terminó con un contundente, aunque no como pudo ser en realidad, victoria de 3-2 en Austria sobre Corea del Sur, con una ficha de estadísticas de hasta ocho remates a portería, más de 15 en general y una posesión ampliamente superior. La selección mexicana consolidó una de sus mejores noches colectivas.

20 minutos iniciales del cuadro mexicano con cuatro llegadas que terminaron con remates a portería, gracias a los arribos de Chucky Lozano, Chucky Lozano y Raúl Jiménez, el tridente que se mostró con entendimiento, pero sin contundencia.

El propio Jesús Corona fue quien más cerca estuvo de abrir el marcador a los 17 minutos, luego de un robo de balón de Jiménez recargado hacia el costado izquierdo del área y luego dejó para el atacante del Porto, quien no pudo definir en dos ocasiones frente al portero Kim Seung Gyu, quien tapó los tiros del mexicano.

Tres minutos después del fallo de Corona, llegó la anotación surcoreana. La estrella del Tottenham, Son Heung Min, arrancó por la banda izquierda con toda la defensa nacional corriendo hacia su portería y puso un servicio preciso para Ui-Jo Hwang, que remató solo en el área chica y con un mal lance de Hugo González, quien no desvió la pelota del todo, se dibujó el 0-1 para el conjunto asiático.
Jiménez buscó la respuesta con dos remates en los minutos 31′ y 43′, pero el mexicano terminó con tres disparos que pasaron desviados del marco, causando preocupación al medio tiempo por la falta de contundencia. Al descanso, México lo perdía 0-1.

Fue el segundo tiempo cuando cayó la lluvia de goles, donde se anotaron tres en tres minutos para decretar la victoria mexicana. La historia la comenzó Raúl Jiménez, otra vez apoyado por la presión alta del equipo nacional, que terminó con el centro de Orbelín Pineda, que entró de cambio y que el ‘Lobo mexicano’ empujó en el área chica para el primer tanto tricolor en el 67′.
Dos minutos después, Uriel Antuna que entró por Tecatito Corona, encontró el espacio en una contra mexicana y tras un pase filtrado de Pineda, definió de gran manera ante el portero para darle la vuelta al cotejo. 2-1 y llegó la calma.
Con el juego a su favor, Salcedo acabó con cualquier reacción surcoreana, luego de que en un tiro libre desde la izquierda -cobrado por Charly Rodríguez- Moreno acomodó la pelota para que su compañero en la central rematara de volea para colocar el 3-1 en la pizarra.
Tres goles que no reflejan los ocho remates a portería y los más de 20 en general, además de la posesión y la presión alta planteada por Gerardo Martino. Incluso Corea del Sur tuvo una segunda anotación en el 87′ para inyectar drama, a través de un tiro de esquina, obra de Kwon Kyung-Won.
Segunda victoria de la selección mexicana en fecha FIFA del 2020, tercera en el año, luego de pegarle a Holanda en octubre e igualar frente a Argelia. El siguiente rival será Japón, el martes 17 de noviembre a las 14:00 horas tiempo del centro de México.

Compartir

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here