Compartir

Luego de la trifulca desatada tras el encuentro futbolístico entre el Atlético de San Luis contra Gallos Blancos, medios de comunicación de Querétaro dieron difusión a la versión de la porra queretana sobre lo ocurrido durante el encuentro celebrado el domingo pasado en el estadio Alfonso Lastras.

Miembros de la porra visitante denunciaron que elementos de seguridad pública de San Luis Potosí permitieron el acceso a la porra potosina a la zona donde se encontraban, lo que dio inicio a la batalla campal que tuvo el a lamentable saldo.

Indicaron que el motivo principal del pleito fue el enojo de los potosinos por el marcador a favor de Querétaro, por lo que comenzaron las agresiones verbales aventando cerveza y vasos a la afición de Gallos Blancos. Luego el ambiente se tornó con mayor violencia al haber agresiones físicas con todo tipo de objetos, incluyendo envases de vidrio.

Señalaron que los mismos granaderos fueron quienes abrieron el acceso a la porra de San Luis a la zona visitante, permitiendo así el inicio de la batalla campal incontrolable.

«Los policias se pasaron de lanza, les abrieron las puertas a los del San Luis para que nos rodearan (…) ni hicieron nada, por el contrario, ellos (policías) fueron quienes nos rompieron los vidrios del camión», narró uno de los aficionados de Querétaro.

Indicaron que al verse superados en número, la porra de Gallos Blancos tuvo que resguardarse de los proyectiles y agresiones de los aficionados potosinos, así como repeler la violencia, que resultado con heridos de ambos bandos.

Compartir

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here